LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y SUS CONSECUENCIAS

 

La Ilustración y el inicio de la Revolución del pensamiento en Europa.

 

Delius (2005), afirma que: “El concepto de Ilustración es utilizado en la mayoría de los casos como un concepto de época, que abarca los siglos XVII y XVIII o, especialmente, el siglo XVIII.” (p.62). Esta época estuvo caracterizada por la premisa de que mediante la razón y la ciencia el hombre podía alcanzar el progreso infinitamente, mientras se podrían develar las formas inmateriales del pensamiento y las deidades; la Ilustración también es definida como un proceso de los hombres para iluminarse, es decir, para tomar las riendas de la libertad y cultivar su propio conocimiento.

 

El pensamiento ilustrado se desarrolló plenamente en la Francia del siglo XVIII, pero tuvo influencias considerables de los movimientos intelectuales ingleses, que en lo económico habían posibilitado las bases conceptuales para el desarrollo de la Revolución Industrial en la isla británica. Tuvo la particularidad de reunir dentro de la discusión de las ideas a hombres de estratos sociales diversos; el enciclopedismo francés llegó a reunir en un mismo lugar y momento a burgueses artesanos, a la burguesía más elevada que como producto del desarrollo industrial estaba irrumpiendo en las esferas de poder, a funcionarios públicos sin título, abogados y a la nobleza.

 

Las últimas décadas del siglo XVIII revolucionaron al mundo desde las ideas de hombres como Voltaire, Montesquieu y Diderot , sus tesis hicieron tambalear por toda Europa a las monarquías absolutistas, y a pesar de provenir de hombres de la nobleza y la burguesía, la Ilustración posibilitó el nacimiento de los derechos del hombre, lo que eventualmente se vería reflejado en la consigna de la Revolución Francesa (1789-1792): “Libertad, Igualdad y Fraternidad”. Aunque no se considera a la Revolución Industrial como una causa del pensamiento ilustrado, sí posibilitó desde los cambios económicos, sociales y tecnológicos que produjo, la expansión europea que tuvo la Ilustración. Finalmente, García (1990) afirma que: “los principios filosóficos de la Ilustración inspiran el espíritu de libertad y el deseo de un nuevo orden político .”(p.10).

Velada en casa de Madame Geoffrin , Lienzo de Gabriel Memmonier (atribuido). Extraído de Delius (2005, p.64).