LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y SUS CONSECUENCIAS

 

Efectos que dejó la Revolución Industrial en Inglaterra.

 

La Revolución Industrial trajo consigo una serie de cambios a la vida de los habitantes de toda Inglaterra, posteriormente, al expandirse la industrialización por el resto de Europa y en diferentes medidas durante el siglo XIX por el resto del mundo, cambiaría la vida de la humanidad. A continuación, presentamos los efectos más resaltantes que trajo consigo la Revolución Industrial:

En la producción: Con la introducción de las máquinas el proceso de manufacturación se hizo más rápido, eficiente y económico, la introducción de máquinas para hilar y tejer en la industria textil, las sembradoras, segadoras y otras máquinas en el sector agrícola y la máquina de vapor en el transporte revolucionó todo el proceso de producción de bienes en Inglaterra, esto trajo consigo el cierre progresivo de los talleres manuales y la apertura de fábricas, a su vez, introdujo el trabajo especializado para lo obreros y el aumento de la población en las ciudades.

Máquina sembradora.

En la economía: El abaratamiento de los costos y la ausencia de leyes que protegieran a los trabajadores en materia sanitaria y salarial, le permitió a los dueños de las fábricas, tierras y comercios incrementar su rango de ganancias, esta acumulación de capitales terminó por impulsar el desarrollo del capitalismo moderno. Al mismo tiempo la Revolución Industrial propició la interdependencia de los distintos mercados, el crecimiento del mercado global se originó gracias a los avances en materia de transporte y comunicación.

Barco a vapor.

En la política: Con la Revolución Industrial terminó por desaparecer en Inglaterra el régimen absolutista, este dio paso a una monarquía más liberal y sustentada en las bases de una Monarquía constitucional. Gracias a la escaza injerencia que comenzó a tener la Corona en la economía, la nueva burguesía industrial comenzó a tomar papeles importantes en el aspecto político.
En la sociedad: Con la Revolución Industrial terminaron en Inglaterra los estratos sociales a los que sólo se podía acceder por nacimiento, el proceso de industrialización enriqueció a muchos comerciantes, agricultores y emprendedores, que comenzaron a abrirse espacio en la estructura social. De esta manera, la sociedad comienza a experimentar el surgimiento de la clase burguesa, compuesta por los dueños de los medios de producción y detentores del poder económico, por otra parte los sin tierra, los artesanos manuales que no se acercaron a la maquinización e individuos que no tenían más que su fuerza para vender, representarán un sector obrero; la llamada nobleza detentora del poder político fue mermando su protagonismo en Inglaterra, a tal punto que hoy en día existe como una representación de la tradición y del pasado imperial.

La industrialización de los procesos aumentó la cantidad de alimentos, con ello el crecimiento de la población, y con la apertura de fábricas la migración del campo a la ciudad fue en aumento. Como se dijo anteriormente la ausencia de leyes protectoras de los derechos permitió a los dueños de las fábricas enriquecerse mediante el trabajo de hombres, pero también de niños y mujeres a quienes se les pagaba menos, e igual trabajaban en condiciones insalubres e inhumanas en horarios de más de 10 horas diarias.

La fábrica, símbolo de la Revolución Inndustrial.